Tiro con arco

El tiro con arco requiere capacidades inmensas de habilidad y concentración para disparar flechas a objetivos situados a 70 metros de distancia con una precisión infalible.

El objetivo del tiro con arco es simple: disparar flechas lo más cerca posible del centro del blanco. Las dianas de tiro con arco Olímpico tienen un diámetro de 122cm con una serie de 10 anillos de puntuación concéntricos, separados en cinco colores. El color interior, el dorado o amarillo, obtiene diez o nueve puntos. Los ‘dieces’ miden solo 12,2cm de diámetro, aproximadamente el tamaño de una manzana. Los arqueros disparan al blanco desde una distancia de 70 metros, que supone más o menos el ancho de dos aviones de medio alcance puesto el uno al lado del otro.